Published On: Fri, Sep 1st, 2017

Remedios naturales para enfrentar la linfangitis y el padrejón

El piñón de botija es una planta que abunda mucho en Cuba, muchas personas preparan compresas o fomentos con sus hojas. Previamente se unta en la parte afectada de la piel el llamado cebo de carnero, muy útil en problemas de golpes, los sabañones, y problemas de linfangitis. Se aplica en la parte donde aparece la inflamación y después de ellos se aplican compresas con el piñón de botija. Otra opción es hacer lo mismo pero con hojas del caisimón de anís o hacer fomentos con la planta de árnica. También está a disposición en las farmacias la pomada de árnica que es muy útil para las inflamaciones causadas por la linfangitis.

Orégano cimarrón

Respecto al padrejón, apuntamos que es un desajuste que ocurre a veces en el gran simpático. Hay una planta que se llama clavo canela que es muy útil para ese propósito. Se echan tres hojas de clavo canela u orégano cimarrón (esta planta se conoce también como albahaca de clavo o cimarrona) en un jarro mediano durante 5 minutos a fuego lento hasta lograr un cocimiento, se cuela y se endulza levemente y se toma en ayunas medio vaso. Los resultados que se adquieren con la decocción de esa planta son maravillosos.

NOTA DEL EDITOR: El contenido ofrecido en Remedios Caseros es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>