Published On: Sat, Mar 25th, 2017

Remedios caseros para los gases

Gases

Las flatulencias o gases son una acumulación excesiva de aire en el estómago que producen reacciones adversas y desagradables durante la digestión o incluso después de haberla realizado.

Estas acumulaciones pueden ser muy molestas y producir dolor, fatiga, náuseas y distensión abdominal pero no son graves y normalmente remiten sin tratamiento.

La principal causa de los gases es una mala digestión producida por comer ciertos tipos de alimentos, combinarlos mal o hacer comidas copiosas y suelen eliminarse espontáneamente en unas horas tras efectuar la digestión.

Cuando los gases persisten en el tiempo pueden deberse a problemas en las funciones digestivas que habrá que determinar para proporcionar el tratamiento correcto en cada caso.

 

Causas y tratamiento para los gases

Indigestión, es la primera causa de gases que se producen por la fermentación de los alimentos en el estómago, al hacer la digestión o en el intestino durante el proceso de descomposición de los deshechos. Esto sucede porque ciertos alimentos no son convenientes de mezclar en una misma comida porque requieren distintas concentraciones de ácido clorhídrico que desencadenan las reacciones fermentativas de los gases.

Los azúcares y harinas refinadas suelen producir fermentación en el intestino y proliferación de cándidas, un hongo habitual en la flora intestinal que tiende a descontrolarse por los excesos de azúcares. El principal síntoma de fermentación intestinal son los gases.

Cuando los gases se fermentan en el estómago producirán dolor y tensión en la boca del estómago o la parte superior del abdomen y tenderán a ser regurgitados para ser expulsados por la boca.

Cuando los gases se acumulan en el intestino tenderán a producir dolor agudo en forma de pinchazos sobre el bajo vientre y a ser expulsados por vía rectal.

Algunos alimentos como las legumbres o ciertas bebidas como las carbonatadas son conocidos por su tendencia a producir gases que pueden acusarse en mayor o menor bebida dependiendo de las cantidades y la sensibilidad de la persona.

Intolerancias alimentarias, muchas personas desconocen ser intolerantes a ciertos alimentos o sus componentes como por ejemplo la lactosa (saber más sobre la intolerancia a la lactosa), y experimentan reacciones adversas cuando los consumen que pasan desapercibidas porque no son tan severas como podrían ser en una alergia y suelen atribuirse a otros motivos.

Alergias alimenticias, ciertos alimentos o sus componentes pueden desencadenar una reacción en el sistema inmunitario al consumirlo y por lo general la persona suele darse cuenta de la relación entre el alérgeno y la reacción acudiendo a la consulta médica. Los síntomas asociados a las alergias pueden ser muy variados dependiendo del tipo que se trate, pero los gases suelen estar dentro de la sintomatología recurrente y pueden evitarse suspendiendo la exposición al desencadenante de la reacción.

La fibra aunque se trata de un alimento que facilita la digestión y el tránsito intestinal, puede causar reacciones adversas en personas sensibles o no acostumbradas a su consumo, por lo que deberá introducirse poco a poco en la dieta para prevenir los síntomas.

La gastritis crónica es una inflamación del estómago producida en la mayoría de los casos por una bacteria llamada Helicobacter Pylori y sus síntomas son confundidos habitualmente con la indigestión manifestándose con gases, distensión abdominal y en ocasiones dolor de estómago antes o después de las comidas.

Cuando casi todas las comidas producen gases y síntomas de indigestión incluso si son ligeras, es un posible indicio de gastritis y se debe acudir al médico para determinar la infección de H.Pylori mediante endoscopia o PAU (prueba de aliento con úrea).

Úlcera de estómago, cuando la gastritis no se trata o no se controla puede producir una úlcera de estómago por la irritación intermitente que provoca la infección bacteriana. Los gases junto con la distensión abdominal también son síntomas recurrentes en esta afección que pueden prolongarse en el tiempo.

Si la sintomatología viene acompañada con deposiciones sanguinolentas o de color negro, se requiere asistencia médica inmediata para prevenir una posible hemorragia interna.

El tratamiento para la úlcera de estómago al igual que para la gastritis consiste en un antibiótico triple combinado y a medida que remite la infección y se cicatriza la úlcera la presión abdominal y los gases se normalizan.

 

Remedios caseros para los gases

Entre los principales remedios caseros para los gases, que pueden ayudar para disminuir la aparición o reducir el olor de estos, podemos encontrar los siguientes:

1. Zumo de limón

remedio casero con agua y limónEntre unas de las muchas propiedades que tiene el limón, está la de ayudar a eliminar por medio de sus ácidos los alimentos, por lo que es recomendado antes y después de nuestras comidas, tomar un poco de zumo de limón. Ayudará a que se reduzca el número de gases que expulsábamos y también a que el olor cambie. Cabe resaltar que el zumo de limón es recomendable en la comida y cena, en el desayuno puede resultar demasiado pesado para nuestro organismo.

2. Agua caliente

remedio compresa caliente en abdomenCuando empezamos a tener un malestar estomacal o los gases aparecen en exceso, podemos tomar un trapo con agua caliente y ponerla en nuestro abdomen para que de esta forma nuestro abdomen se relaje y la expulsión de gases, se reduzca. Cuando se tienen gases en exceso, puede causar dolor estomacal.

3. Té de manzanilla

remedio casero de té con manzanillaEste tipo de Té, también ayuda a relajar nuestro abdomen; por lo qué tomarlo antes y después de comer, es bueno para relajar el cuerpo.

4. Infusión de anís

remedio con anísEl anís ayuda a quitar los gases y el dolor estomacal causado por estos. Calentar una taza de agua hasta que hierva y agregar una cucharadita de anís en polvo, dejar reposar y tomarlo. Si se toma cada día se notará una gran mejoría e incluso su desaparición.

5. Alimentos fermentados

remedio con tempehTomar alimentos fermentados aumenta la flora microbacteriana evitando la producción de gases intestinales y favoreciendo su eliminación.
Un lugar donde poder encontrar alimentos fermentados es en las tiendas naturistas. Uno de los alimentos que funciona muy bien es el tempeh, originario de Indonesia, se produce a partir de la fermentación de la soja.

 

Recomendaciones y consejos para el tratamiento de los gases

1. Evitar mezclar alimentos no compatibles como los hidratos, azúcares y harinas con las proteínas y las grasas para evitar fermentaciones digestivas.

2. Reducir al máximo el consumo de azúcares y harinas refinadas para evitar fermentaciones en el intestino.

3. Incrementar el consumo de enzimas digestivas mediante una alimentación adecuada o suplementación en aquellos casos que resulte necesaria como en la gastritis crónica y la úlcera de estómago.

4. Aumentar el consumo de probióticos o suplementos que fortalezcan la flora intestinal como la espirulina especialmente si se ha recibido tratamiento con antibióticos, pues estos medicamentos resultan muy agresivos con las bacterias benignas que habitan en el intestino ayudando a descomponer los deshechos y los gases suelen ser un indicativo de su deficiencia.

5. Comer despacio, masticando bien y evitar hablar mientras se come para que no entre aire facilitando la deglución.

6. Incrementar el consumo de frutas y verduras como fuente de fibra natural para favorecer el tránsito intestinal y evitar la acumulación de gases derivados del material no eliminado.

NOTA DEL EDITOR: El contenido ofrecido en Remedios Caseros es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>