Published On: Sat, Mar 25th, 2017

Remedios caseros para la timidez

Timidez

La timidez es un estado de nerviosismo que se caracteriza por un miedo injustificado a la interacción con otras personas, este trastorno puede adquirirse mediante hábitos de aprendizaje asimilados durante el crecimiento o producirse a raíz de una situación traumática.

Existe cierta confrontación entre los expertos sobre si la timidez puede venir predefinida desde el nacimiento y aunque no se han llegado a conclusiones determinantes en este asunto, queda claro que los hábitos de aprendizaje y las experiencias adquiridas durante la vida tienen más importancia a la hora de desarrollar este hábito hasta convertirse en una fobia social que precise tratamiento.

La timidez se evalúa en función del grado de interacción que el sujeto es capaz de experimentar con otras personas sin que aparezca la sintomatología adversa asociada como el nerviosismo y el miedo al rechazo entre otros síntomas característicos.

Todas las personas pueden experimentar la timidez en algún momento de sus vidas o ante situaciones determinadas sin que esto suponga ningún problema de conducta, pero en los casos en que se dificulten las relaciones sociales normales puede interferir en la calidad de vida de la persona y por ello es necesario recibir asistencia especialista.

La timidez innata o de nacimiento debe ser combatida con técnicas específicas desde la infancia para reducirla lo máximo posible y por lo general tiene muy buen pronóstico si se enfoca desde una perspectiva adecuada.

Los niños más tímidos de lo normal deben ser educados evitando la represión y los castigos en relación a su conducta lo máximo posible, pues si el niño percibe sensaciones negativas por su comportamiento o forma de actuar lo más probable es que termine cerrándose todavía más evitando todo tipo de contacto.

En cambio, cuando los niños tímidos son escuchados, se dialoga con ellos y se tiene en cuenta su opinión suelen reaccionar positivamente ante estos estímulos modificando su comportamiento de manera progresiva.

También debemos tener en cuenta que cada persona tiene su propio ritmo a la hora de relacionarse con los demás y hay quienes en un principio prefieren desempeñar un papel pasivo observando el entorno y las reacciones de los otros y en estos casos, es normal que la persona se muestre tímida al principio porque actúa de forma cautelosa y se suelta a medida que va cogiendo confianza sorprendiendo habitualmente a quienes creían haberla conocido.

 

Causas y tratamientos para la timidez

Experiencias traumáticas, como hemos indicado anteriormente, las personas que durante su niñez no habían sido tímidas, pueden desarrollar fobias sociales más adelante como consecuencia de hechos traumáticos o vergonzosos y en estos casos, puede requerirse la asistencia de un profesional especializado cuando el paciente no sabe o no puede identificar la causa del problema, cuya resolución es básica para restaurar la normalidad en sus relaciones personales.

El bullying o acoso escolar es causa frecuente de timidez en niños, adolescentes y personas adultas que soportaron las burlas y maltrato de sus compañeros durante años y en este punto, resulta imprescindible la implicación de los padres, tutores y maestros para identificar el problema porque muchas veces el menor se siente amenazado y desprotegido por su entorno, por lo que suele ocultar la situación provocándole graves secuelas psicológicas.

La inseguridad suele ser uno de los condicionantes principales que inducen a las personas a la timidez y esas sensaciones pueden estar justificadas en su mente por una limitación real o tratarse de un complejo imaginario y de igual forma que en los casos anteriores, se puede requerir asistencia profesional para identificarlo.

 

Remedios caseros para la timidez

Se pueden encontrar algunos remedios caseros para la timidez, aunque hay que indicar que estos pueden ser de ayuda y complemento, pero por si solos no pueden quitar la timidez, donde en algunos casos puede requerir la asistencia de un profesional como se ha citado anteriormente.

1. Flores de Bach

remedio casero con flores de bachLas flores de Bach ayudan a que uno tenga más autoestima en sí mismo. Tomando infusión de estas flores lograremos tener más confianza y autoestima en nosotros haciendo que la timidez se reduzca al sentirnos más seguros.

2. Valeriana con flores de tila

remedio de valerianaEste tipo de infusiones es recomendada para la timidez. Cuando una persona, se encuentra relajada es cuando tiene más oportunidad de ser sociable. Se recomienda preparar esta infusión un día antes, para que se tome con agua fría antes del desayuno y un vaso antes de irse a dormir.

3. Mini ensalada

plato de ensaladaSe necesitara una zanahoria, apio y espárragos pelados y partidos ayudarán para animar a las personas que tienden a sufrir timidez. Esto es debido a que los componentes de estas verduras, hacen que se alegre el día. Se recomienda comer este tipo de ensalada 3 veces por semana.

4. Infusión de menta

remedio con planta de mentaLa menta es una de las ramas que más se utilizan en los remedios caseros, esta también puede ser ideal para las personas que sufren timidez. Al igual que otras infusiones es un relajante y también se puede decir, que esta pueden ayudar para que la persona tiendan a animarse un poco más.

5. Suplementos de Tritófano

remedio casero con suplemento triptofanoUn estudio indicó que la toma de triptófano puede hacer que la persona se sienta con más autoconfianza en situaciones sociales al ayudar a producir más serotonina (hormona ayuda a relajar y subir autoestima) en el cerebro. Según el estudio la mejora se percibe en dos semanas. La cantidad recomendada es de 1 gramo de triptófano tres veces al día.

El triptófano es un aminoácido esencial que abunda en la leche, huevos, cereales integrales, chocolate, avena, cacahuetes, garbanzos, pipas de girasol y calabaza.

 

Recomendaciones y consejos en el tratamiento de la timidez

1. Analizar las situaciones que producen más cohibición y el porqué de esos sentimientos, pues aunque la persona sea tímida en términos generales no experimenta la misma intensidad en todas las situaciones a las que se expone.

2. Evitar gestos nerviosos o tics como acariciarse el pelo constantemente, mover las piernas etc. Tampoco son recomendables los gestos o actitudes que aparenten incomodidad como tener los brazos cruzados, siendo aconsejable mantener una actitud calmada y serena durante toda la conversación, pudiendo ensayar estas pautas si fuese necesario.

3. Enfocarse en la persona con la que se habla puede ayudar a eludir el resto del entorno para concentrarse en la conversación evitando los sentimientos negativos.

4. Realizar preguntas abiertas que se presten al diálogo (las que no son resueltas con un sí o con un no) también contribuye a fluidificar las conversaciones.

5. Admitir la timidez en las situaciones que no se puedan controlar las reacciones mediante los consejos implementados en los puntos anteriores, condicionará a los demás para que empaticen con el estado de ánimo de su interlocutor.

6. Visualizar lo negativo. El principal miedo de las personas tímidas es el rechazo y para superarlo un truco muy efectivo es imaginarlo previamente tratando de visualizar y experimentar mentalmente todas las emociones negativas que produce para restarle importancia durante las relaciones personales.

7. Asumir pequeños retos progresivamente mejorará notablemente las relaciones con el entorno haciéndoles partícipes de los logros conseguidos.

NOTA DEL EDITOR: El contenido ofrecido en Remedios Caseros es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>