Published On: Sat, Mar 25th, 2017

Remedios caseros para el dolor de muelas

Dolor de muelas

El dolor de muelas suele producirse por el deterioro de la pieza dental cuando es atacada por las bacterias que habitan en la boca causando sensibilidad en el nervio cuando la caries está muy avanzada, pues en las primeras etapas suele producirse de forma asintomática y no provoca dolor.

En otras ocasiones el dolor de muelas también puede deberse a una irradiación desde otro punto del cuerpo y se diferencia del anterior en que la pieza dental no presenta daño significativo que pudiese estar causando los dolores y el enfoque de la sintomatología se orienta hacia otra dirección, empezando por los puntos más cercanos que podrían intervenir como la nariz o el oído.

 

Causas y tratamientos para el dolor de muelas

Caries dental es la causa más frecuente de todos los dolores de muelas (entre ellas el dolor muela del juicio) y se debe a un deterioro de la pieza que causa sensibilidad en el nervio dejándolo desprotegido. La caries tiene varios niveles de perpetración en función la profundidad de la lesión y en sus primeras etapas no manifiesta molestia ni dolor, por lo que únicamente pueden detectarse mediante la exploración.

Con la visita al dentista una o dos veces al año podemos detectar las caries incipientes y restaurarlas antes de que se expandan. La restauración de la pieza dental se lleva a cabo mediante un empaste, que consiste en una mezcla o masilla de composite de color blanco que se enmascara con el esmalte dental fijándolo con luz ultravioleta después de limpiar la zona y raspar la superficie para desinfectarla.

Si la caries llegó hasta el nervio y produce dolor hay que extirparlo y reconstruir la pieza o eliminarla completamente si no resultase recuperable y reemplazarla por otra artificial.

Para mitigar el dolor pueden emplearse analgésicos sin receta pero para solucionar el problema es preciso acudir al especialista, pues cuanto antes se atienda la infección más posibilidades existen de conservar la pieza.

Las infecciones en las encías también son causa recurrente en los dolores de muelas, pues las bacterias atacan el periodonto y desplazan el tejido pudiendo llegar a la raíz y destruirla produciendo lo que se conoce como la enfermedad periodontal y tiene dos fases, la inflamación de las encías (gengivitis) y la destrucción ósea que conlleva la pérdida de los dientes.

La enfermedad de las encías puede evolucionar a periodontitis si no se trata, uno de los primeros síntomas de alarma es el sangrado de las encías cuando se cepillan los dientes o se pasa el hilo dental.

El hilo dental es tan o casi más importante que el cepillado porque es la única forma que permite remover las bacterias acumuladas en los espacios de los dientes y cuando existe pérdida parcial del periodonto, pueden quedar huecos pequeños entre los espacios de los dientes que pueden limpiarse con unos cepillos especiales denominados interproximales.

Para tratar la enfermedad de las encías en su primera fase es suficiente con una limpieza dental profesional, el odontólogo eliminará toda la placa bacteriana que causa la inflamación descongestionando las encías devolviéndoles su color rosado y saludable.

Si la infección se ha propagado al interior de los dientes puede requerirse curetaje, que consiste en una limpieza quirúrgica en la que se levanta la encía del cuadrante afectado para remover la placa que hubiese podido penetrar en las raíces y posteriormente se vuelve a coser dejando la zona limpia y desinfectada.

Cuando la raíz del diente se ve comprometida puede sustituirse por un implante y una pieza artificial. En los casos que exista un retracción total de la encía que ni siquiera permita cubrir el implante se puede valorar el trasplante de tejido como último recurso.

La sinusitis (aquí remedios para la sinusitis) es una infección de los senos nasales que produce mucha mucosidad en esos espacios y ocasionalmente también puede producir dolor de muelas. Saber más sobre esta enfermedad (sinusitis).

Una lesión en la mandíbula es otro problema que puede manifestarse mediante un dolor de muelas que se irradie hacia otras partes de la boca.

Un ataque cardíaco puede producir dolor en otras partes del cuerpo como las cervicales, la mandíbula o las muelas.

 

Remedios caseros para el dolor de muela

Existen diferentes remedios caseros para el dolor de muela, estos pueden ayudar a controlar el malestar y ayudar a tener un día más tranquilo. Desde hierbas o infusiones es alguno de los remedios que podremos encontrar para controlar este dolor, el cual, es uno de los dolores comunes que podemos llegar a parecer en algún momento de nuestra vida.

1. Masticar perejil

remedio del perejilEl perejil es una de las hierbas que al masticarla segrega una sustancia que puede ser un relajante para el dolor de muelas, incluso ayuda a nuestro cerebro a generar endorfinas para evitar el dolor. Se debe mencionar que al terminar de masticar, se necesita tomar un poco de agua para limpiar la zona de la hierba que se pueda quedar.

2. Enjuague de licor

remedio del licorEl licor puede ayudar a que la encía no tenga tanto dolor, pero esto no quiere decir que se deba tomar licor, al contrario, deberemos tomar un trago que trataremos de colocarlo sobre la zona afectada por un lapso de 2 o 3 minutos para después escupirlo. De esta manera, se reducirá el dolor de muela que uno pueda estar padeciendo.

3. Hielo en la herida

remedio cubitos de hieloAdemás de llegar a calmar el malestar de la herida, según creencias orientales indican que este puede llegar a quitar el dolor de muela en tan sólo 4 días. Tan sólo es necesario colocar el hielo en la herida y apretar un poco para que entre el frío en esa zona.

4. Ajo

remedio con ajosMoler (triturar) un diente de ajo, añadir una pizca de sal y colocar esta mezcla en la zona donde tenemos el dolor. El ajo tiene propiedades antisépticas y desinfectantes, que ayudará a aliviar el dolor.

5. Clavo de olor

remedio clavo de olorColocar hierva de ‘clavo de olor’, ayuda a calmar el dolor y también a disminuir la infección por sus propiedades antisépticas. También se puede usar aceite de ‘clavo de olor’.

 

Recomendaciones y consejos para el tratamiento del dolor de muelas

1. Lavarse los dientes después de cada comida para evitar la formación de placa bacteriana causante de la caries.

2. Usar hilo dental al menos una vez al día para limpiar los espacios interdentales y evitar que la placa se extienda de una pieza a otra.

3. Acudir al dentista al menos una vez al año para revisar la posible aparición de caries u otros problemas.

4. Acudir a consulta si se produce un dolor persistente que no remita en un par de días naturalmente o afecte a otras zonas como el oído o la mandíbula.

5. Evitar las golosinas azucaradas en la medida de lo posible, puesto que son uno de los principales precursores de caries que afectan a la salud dental.

NOTA DEL EDITOR: El contenido ofrecido en Remedios Caseros es sólo para propósitos educativos e informativos. No sustituye consejos médicos profesionales, de tratamientos o de diagnósticos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>